Enseña Chile
Cerrar

Impacto en estudiantes

Sistema de medición integral de Efectividad Docente

Desde 2016 a la fecha, con el apoyo de la Fundación Irarrázaval, Enseña Chile inició la implementación de un sistema de medición integral de la efectividad docente de sus profesores y profesoras, con el objetivo de impactar positivamente en el ejercicio docente y el futuro de los estudiantes.

Para el período 2019 se continuó con el proyecto conforme al plan original, con algunas mejoras a partir de la experiencia y aprendizajes del 2018. Concretamente, se formalizaron las siguientes preguntas estratégicas sobre el desarrollo integral de los estudiantes: ¿Dónde están y hacia dónde van nuestros estudiantes? ¿Cómo responden los estudiantes al estilo de enseñanza? ¿Cómo estamos formando a nuestros profesores

Se utilizan diversos instrumentos con el objeto de obtener una mirada multidimensional del progreso de las y los estudiantes. De esta manera, las y los profesores cuenten con evidencia que les permite saber si están o no alcanzando sus propósitos. Para lograrlo, encuestamos a los estudiantes, aplicamos una prueba estandarizada como medición objetiva y un mentor forma y visita a cada uno de nuestros profesores, entregándoles evidencia concreta de su práctica pedagógica a partir de observación en el aula.

Efectividad docente

¿Cómo medimos la efectividad docente?

La implementación de este proyecto nos ha permitido recopilar información de la efectividad docente de nuestros profesores, lo que no sólo representa un insumo invaluable para mejorar su práctica pedagógica, sino que también nos permite mejorar nuestros procesos y gestión interna. Cabe mencionar una dificultar que tuvimos para responder las preguntas estratégicas a final de año, producto del contexto que enfrentó Chile a partir del 18 de octubre de 2019. La principal dificultad fue aplicar las evaluaciones finales, que permiten estudiar progreso y percepción de las y los estudiantes, ya que la mayoría de los colegios no cumplía con las condiciones idóneas para una aplicación que asegurara los mínimos o estándares. En consecuencia, tuvimos una baja cobertura en la aplicación de los instrumentos del Sistema de Medición Integral.

¿Cómo estamos formando a nuestros profesores?

Para fortalecer la experiencia en la sala de clases, nos preocupamos por conocer la experiencia de nuestros profesores. Por lo tanto, dos veces al año se difunde entre nuestros profesores de la red una encuesta online, que busca entender mejor sus necesidades, conocer qué valores y creencias han ido reafirmando y capturar la percepción de los hitos formativos del programa. La aplicación final se realizó en los meses de octubre y noviembre de 2019, entre el 22 de octubre y el 09 de noviembre, periodo que coincide con proceso de cierre del semestre escolar. Del universo total, un 95% contestó la encuesta (180 de 189 profesores), permitiendo representatividad de cada región, lo que permite tomar en cuenta las necesidades y perspectivas locales.
El siguiente gráfico muestra la valoración por aspectos clave del programa Enseña Chile, como lo son, la región donde nuestros profesores realizan el programa, y diversos hitos formativos. A partir de los resultados generales, se desprende que lo más valorado por nuestros profesores, es el acompañamiento formativo que reciben. En concreto, 9 de caca 10 profesores recomienda fuertemente a su mentor o mentora. Por otro lado, se tiene que un 83% de ellos y ellas recomienda hacer el programa en su región, lo cual no sólo da cuenta de la buena experiencia que éstos tienen localmente, también de la gestión que realiza el equipo regional por motivar y conectar. Luego, le siguen los encuentros regionales; instancia formal en la que los profesores se reúnen y conectan para trabajar sobre el plan de formación en jornadas lo sábados durante 5 a 8 horas; los cuales alcanzan un 81% de valoración. Le sigue la valoración del programa completo, con un 77%. Por último, con un 49% se encuentran las comunidades de aprendizaje, las cuales reúnen a profesores por asignatura y buscan que éstos compartan buenas prácticas entre ellos, prioricen curricularmente, y generen proyectos colectivos. De acuerdo a la percepción de nuestros profesores, representan un aspecto a mejorar de nuestro programa y desafío para el 2020.
Fuente:
Elaboración propia en base a la encuesta de percepción “Encuesta peCh”, realizada a 180 profesores del programa, en noviembre de 2019. Frente a la pregunta “recomendaría a un/a amigo/a…”, se considera como “De acuerdo” o “Recomendaría fuertemente” las respuestas 8, 9 ó 10, en una escala de 1 a 10.

Aprendizaje

¿Dónde están y hacia dónde van las y los estudiantes acádemicamente?

En relación con aprendizaje académico, el 2019; al igual que en años anteriores; respondimos esta pregunta usando la prueba SEPA, una evaluación estandarizada elaborada por el Centro de Medición MIDEUC de la Pontificia Universidad Católica de Chile, que permite a profesores y profesoras de Lenguaje y Matemática conocer cómo van y cuánto han avanzado sus estudiantes.
La primera aplicación del año de esta prueba estandarizada tuvo lugar a finales de marzo, con una muestra constituida por un total de 1.773 estudiantes, aplicada por 55 profesores. Por otro lado, la segunda aplicación del año, que tuvo lugar en noviembre, se vio imposibilitada en ciertas regiones y colegios por la coyuntura nacional ocurrida desde mediados de octubre, lo que provocó una muestra mucho más pequeña que la aplicación diagnóstica. Los colegios que finalmente consiguieron aplicar la evaluación en la segunda aplicación obtendrán sus resultados a finales de abril del 2020. Luego de la entrega de estos resultados, podremos conocer del progreso académico durante el año 2019, y así responder cuánto han avanzado nuestros estudiantes.
Conocer el progreso de nuestros estudiantes es muy importante ya que como plantea la literatura, la evidencia empírica nos ha permitido demostrar que el progreso académico correlaciona positivamente con ambiente de aula. En aplicaciones anteriores (2017 y 2018) ocurrió que en las salas de clases en las que nuestros estudiantes experimentaron sentimientos positivos mientras aprendían y lo hicieron en un ambiente idóneo, se lograron mejores resultados académicos. Es así como los esfuerzos por generar ambientes de aula positivos son respaldados por estos resultados.
Fuente: Elaboración propia, en base a registros internos al 31/12/2019.

¿Están los estudiantes respondiendo al estilo de enseñanza del profesor?

Nadie sabe mejor cómo aprender que las y los estudiantes, por eso es que consideramos que su opinión es valiosa para entender el proceso de aprendizaje. La Encuesta a Estudiantes es una herramienta validada internacionalmente bajo el alero de Tripod y el proyecto MET (Measures of Effective Teaching), financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates. Uno de los objetivos es entregar retroalimentación a profesores y profesoras sobre elementos del ambiente en la sala de clases no visibles o aparentes para él o ella, lo que permite conocer en tiempo real cómo los estudiantes “viven” sus clases.
La Encuesta Estudiantes (en adelante EE) fue aplicada tres veces durante el año 2019, en los meses de abril, agosto y noviembre. La muestra de la primera aplicación estuvo constituida por 158 profesores y 8.881 estudiantes, distribuidos a lo largo de las 9 regiones en que trabajamos en ese año. Por su parte, la muestra de la segunda aplicación estuvo constituida por 119 profesores y 5.839 estudiantes. Finalmente, la tercera aplicación se compuso de 39 profesores y 1.285 estudiantes. Esta última aplicación vio entrampada su realización por el acontecer nacional y las diversas circunstancias en los colegios, como paralizaciones estudiantiles, recesos de colegios o baja asistencia, lo cual implica que los datos no son representativos por no contar con las condiciones idóneas de aplicación. Producto de ello, los resultados de las tres aplicaciones no son comparables en el tiempo. De estas tres aplicaciones, las principales fortalezas de nuestras salas de clases, según la percepción de los estudiantes son: “Consolidación” (consolidación de su aprendizaje), “Concede” (valor y promoción de su participación en clases) , “Cuida” (preocupación genuina por el bienestar tanto académico como socio emocional) y “Cautiva” (clases que los mantienen interesados en aprender). Por otro lado, la dimensión “Clase manejada” representa el mayor aspecto a mejorar de nuestros profesores. Esta dimensión hace referencia a fomentar un comportamiento ordenado, respetuoso y concentrado en la sala de clases. Que esta dimensión sea la más descendida, según la percepción de nuestros estudiantes, constituye un desafío importante, ya que hay evidencia que establece que existe una correlación positiva y significativa entre logro académico y cultura de aprendizaje.

> Resultados Encuesta Estudiantes (EE-7C) 2019 (por dimensión y aplicación)

Fuente: Elaboración propia, en base a registros internos. Se reportan los valores promedios para cada dimensión y aplicación, en una escala de puntaje estandarizado, con un rango que va desde los 200 a los 400 puntos. Se ordenaron las dimensiones de manera ascendente según el puntaje obtenido en la aplicación de noviembre. El número de profesores (y estudiantes) que participaron en abril, agosto y noviembre fue de 158 (8.881), 119 (5.839) y 39 (1.285) respectivamente. Producto de la variabilidad en el tamaño de las muestras entre las aplicaciones, éstas no son comparables en el tiempo.

Habilidades socioemocionales

¿Dónde están y hacia dónde van las y los estudiantes socioemocionalmente?

En relación con el aprendizaje socioemocional, encuestamos a los estudiantes dos veces en el año con el objeto de conocer su grado de desarrollo de competencias socioemocionales y qué tan propicio es el ambiente del colegio para el desarrollo de éstas. Junto a Tripod Education Partners hemos desarrollado una encuesta que mide la percepción que tienen los estudiantes de sí mismos y del colegio. Este input permite a los establecimientos identificar aquellos elementos que deben desarrollar y oportunidades para potenciar el aprendizaje socioemocional de sus estudiantes.
CASEL1 propone un marco de desarrollo socioemocional que pretende guiar a educadores, familias, y comunidades a promover el desarrollo socioemocional de todos los estudiantes. Este marco se enfoca en cómo facilitar el desarrollo de competencias intra e interpersonales, además de competencias cognitivas, poniendo como base 5 habilidades centrales: (1) Autoconciencia, (2) Automanejo, (3) Conciencia Social, (4) Habilidades Sociales, y (5) Toma responsable de decisiones. Teniendo en cuenta este marco y para el contexto escolar, Tripod ha definido elementos ambientales de una comunidad educativa que impactan el desarrollo social y emocional de los estudiantes (ver figura adjunta).
Fuente: Adaptada por Tripod, con autorización, desde Colaborativo para el Aprendizaje Académico Social y Emocional (CASEL), 2017.

Sin duda ampliar la cobertura de aplicación y la incorporación de este input para vivir ciclos de aprendizaje en nuestras comunidades es un desafío en 2020. Sobre todo considerando que la investigación ha demostrado que el desarrollo socioemocional es importante, en parte, porque la competencia social y emocional de los niños y jóvenes es un predictor de su salud física, dependencia a sustancia, permanencia escolar, empleabilidad, e incluso tendencia a delinquir en su vida futura (Moffit et al., 2011; Jones, Greenberg, and Crowley, 2015).

1 Colaborativo para el Aprendizaje Académico, Social y Emocional (CASEL) es una organización dedicada a promover el desarrollo socioemocional de los estudiantes como una parte integral de la educación que entregan los establecimientos educativos.